Fragmentos de vida: Una educación nada sentimental, de Sybille Bedford

37033576_1746821998767348_5110874347661164544_n¿Cómo os va la vida queridos lectores? Estos días he sentido la imperiosa necesidad de volver a este rinconcito mío para hablaros de una de mis últimas lecturas; Fragmentos de vida: Una educación nada sentimental, de Sybille Bedford.

Los más atentos puede que recordéis que Bedford es la autora que me decidí a adoptar a principios de año tras darle infinitas vueltas. Es cierto que el proyecto de adopta una autora está parado actualmente, pero eso no va a impedirme que os siga aturullando con entradas, videos y fotos en las que os insto a que le deis una oportunidad a esta escritora tan injustamente olvidada.

Hoy os hablo de este Fragmentos de vida, que podría considerarse una secuela (al menos en cierta manera) de su maravillosa novela El legado.

Si en El legado, Bedford reconstruía su infancia y la historia de sus antepasados de manera totalmente novelada, aquí recupera su pasado con una visión aún más autobiográfica.

¿Son los hechos que intento recordar ahora mucho más fiables que la ficción? Mis fuentes son las mismas: lo que oí decir, cuando escuchaba a los mayores, los cotilleos de Voss Strasse, las historias que mi padre me contaba cuando vivíamos solos tras la guerra en Feldkirch, él de unos sesenta años, yo una niña de ocho.. nueve…

Woman-in-a-White-Dress-Henri-Lebasque-oil-paintingEl legado se centraba en la historia de sus padres, abuelos y tíos, es un libro que me fascinó por su tono sarcástico, esa atmósfera melancólica y el insuperable estudio de sus personajes. En cambio aquí nos encontramos con un libro muy diferente (lo escribió 30 años después, cuando ya contaba con casi 80 años), mucho más triste y vívido en cierto aspecto. En Fragmentos de vida vamos a asistir en primera persona a la niñez de Sybille hasta que cumple los 30 años más o menos. Conoceremos toda su infancia y juventud a caballo entre Alemania, Inglaterra, Italia y Francia, una europa en la que crecían los fascismos y amenazaba la Gran Depresión.

Mi parte preferida de la novela es la primera, en la que volvemos a la Alemania de principios del siglo XX que se nos mostró en El legado. Volvemos a ese castillo casi en ruinas y conocemos con más detalle la complicada relación de Billi (Sybille) con su padre, un noble bávaro caído en desgracia al que la madre de Billi abandonó dejándolo completamente solo. Tengo que decir que siento una auténtica adoración por este hombre, hay algo en él que me rompe el corazón.

6740612190c4b93ca9f8bf8fc23044b5

Cuando el padre de Billi muere, siendo ella aún una niña, es enviada junto a su madre, y empiezan sus viajes por Europa siendo tratada como una maleta más… Billi pasa más tiempo con amigos de su madre que con su progenitora, a la que no conoce e incluso llega a temer. Una mujer cosmopolita, moderna, egoísta, melancólica y terriblemente carismática que sufre una vida llena de adicciones.

Podríamos decir que el libro es en gran medida un estudio de la relación de la autora con su madre. Una relación difícil y compleja en la que Bedford no juzga a su progenitora, pero no puede evitar que los lectores terminemos haciéndolo. En este viaje por conocer a estas dos mujeres tan complejas y diferentes, también asistiremos al despertar de la sexualidad de Billi, al descubrimiento de su vocación como escritora, al nacimiento de amistades que le durarían toda la vida como la que tuvo con Aldous Huxley y muchos otros artistas y escritores de la época…

41RD-BEruzL._SX313_BO1,204,203,200_Este Fragmentos de vida realmente nos muestra una educación, una formación poco convencional en un inicio de siglo convulso, en unos tiempos en los que había que tratar de vivir con todo y por todo, disfrutar lo más posible porque esa generación era plenamente consciente de su propia mortalidad. Habían vivido una guerra terrible y les esperaba otra de idénticas dimensiones a la vuelta de la esquina…

En muchos aspectos fue una sociedad más progresista que la nuestra, al menos el ambiente en el que Sybille se movió de joven era increíblemente moderno, y en cierto modo me recordó mucho al que describe Fitzgerald en Suave es la noche.

Jamás mires por encima del hombro, no pienses en el público, ni en la reputación o el dinero: sigue tu inspiración, si la tienes, después déjate la piel en definirla, podarla, lamerla hasta darle forma.

10f355184279380bf220171f11b07206Esta ha sido una historia que de nuevo he disfrutado plenamente, que resulta tan fresca y creíble, está tan bien hilada y resulta tan verídica que no la puedes soltar.

Hay personas e historias que se quedarán conmigo, como la de las dos hermanas de Londres (¡Y el juez!) o la de la familia que acoge a Billi y debe empeñar sus objetos de valor cada cierto tiempo para llegar a fin de mes… no olvidaré la tristeza del padre de Billi ni la de su padrastro, y no podré olvidar tampoco la total extravagancia de los gemelos enamorados… Son tantas pinceladas de vidas humanas, de personas únicas e increíbles que Sybille Bedford ilustra tan bien en esta novela…

Si habéis leído El legado, no podéis dejar de leer este Fragmentos de vida, y si no habéis leído El legado… ¿A qué estáis esperando?


Otras entradas sobre Sybille Bedford en el blog

 

8 comentarios sobre “Fragmentos de vida: Una educación nada sentimental, de Sybille Bedford

  1. ¡Qué emoción volver a ver a Sybille por aquí! Me encantó cómo la presentaste para el proyecto de Adopta una Autora, una autora que conocía de oídas, porque había visto El legado en la librería, pero que no sabía muy bien qué esperar, y es que transmites taaaan bien y te pega tanto esta mujer, que estoy deseando leerla para fangirlear.

    Creo que además te comenté en IG justamente este libro, me recordó muchísimo a Mosaico de una vida de Claire Nicolas White, y ahora que he leído tu maravillosa reseña, ¡no hay duda alguna!, estas dos mujeres se conocieron en algún momento, los pasos han ido prácticamente a la par, así como dato te diré que Aldous Huxley era tío de Claire, es probable que coincidieran (deberíamos investigar esto ya por curiosidad xDD)
    Me encanta este rincón Amigui, directamente sé que me va a encantar de lo que hables y siempre descubro lecturas nuevas, así que mil gracias por seguir con el blog ^_^
    ¡Un besazo! y ¡felices vacaciones!

    Me gusta

  2. Me contagias las ganas de leer a Sybille, aun no he podido leer ‘El legado’ pero te aseguro que lo haré. Es una lástima que la autora sea tan desconocida y que sus novelas sean difíciles de encontrar. Seguro que Gatopardo seguirá editando su obra al igual que con Pym. Da rabia cuando nos topamos con autoras geniales que nos enamoran y luego descubrimos que conseguir sus libros es misión imposible.
    Cuando hablas de la difícil relación entre madre e hija me ha recordado a otra escritora, Irène Némirovsky, la cual plasmó también en algunas de sus novelas la complicada relación con su madre.
    Me alegro de que hayas inmortalizado en el blog esta fantabulosa entrada, y como siempre preciosas las imágenes.
    Un besote!

    Me gusta

  3. ¡Hola! Como siempre, una reseña genial. Gracias a ti siempre descubro autores y autoras que acaban fascinándome, como mi ultima lectura, Los Desposeídos (una maravilla). No he leído nada de esta autora pero por supuesto que me la apunto para empezar con el El Legado ¡Un saludo!

    Me gusta

  4. Pues otra novela de esta escritora agendada, tarde o temprano caerá eso es seguro. Me alegra mucho leer tu entusiasmo y amor por esta autora. Se nota en cada palabra escrita. Y gracias por recomendarla tan encarecidamente.
    Yo he salido de la segunda parte de Sieteaguas. Otra novela que he conocido por tu causa Magrat 🙂 asique no dejaré pasar la oportunidad cuando encuentre los libros de Sibylle. Besos y que sigan las buenas lecturas 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s